Virales

11 Costumbres tan comunes que tienen sus orígenes en el paganismo

Usualmente vivimos nuestras vidas sin ponernos a cuestionar todo lo que hacemos, pero la verdad es que desde las costumbres más cotidianas hasta los rituales más intrincados de las culturas tienen raíces en tiempos remotos y en comportamientos que fueron olvidados hace ya incontables ayeres, que aún se ven reflejados en nuestras vidas.

A continuación te presentamos 11 costumbres que practicamos o con las que estamos familiarizados pero que tienen un origen pagano que nunca hubiéramos sospechado si no nos ponemos a investigar. Desde lo que hacemos con los bostezos y los estornudos hasta el Día de Muertos y la Navidad, estas costumbres son más antiguas que el polvo.

1. Día de Muertos

Día de muertos

El Día de Muertos es la forma en que hemos adaptado a nuestra realidad actual varios ritos prehispánicos y el culto cristiano, lo que ha resultado en un crisol de costumbres en el que esperamos que las ofrendas de nuestro altar de muertos sirvan para guiar el alma de nuestros seres queridos de vuelta a casa, para que puedan pasar un rato en compañía de sus amados que dejaron atrás.

2. Halloween

Halloween

El Halloween, Noche de Brujas o Noche de Todos los Santos tiene orígenes antiguos en rituales paganos de protección de las cosechas y fertilidad que eran llevados a cabo por las poblaciones autóctonas de Irlanda y sus descendientes para que la tierra produjera los alimentos que los mantendrían con vida y que los espíritus malignos se mantuvieran alejados de los pueblos.

Con el tiempo, el Halloween se fue haciendo más difundido en el mundo, sobre todo en Estados Unidos, y los símbolos que se usaban para asustar a los espíritus chocarreros, así como las ofrendas que se ofrecían a la naturaleza se fueron volviendo un “soborno” a las fuerzas potencialmente dañinas y en una costumbre que se celebra para disfrute de chicos y grandes.

3. Decir “salud” cuando alguien estornuda

Estornudar

Esta costumbre, que podría parecer más bien inocua, se usa también en inglés y en alemán, siendo en inglés “bendito seas” (bless you) y en alemán,  igual que en español, “salud” (gesundheit). Resulta que la costumbre viene de proteger a la gente, que dejaba entrar a los demonios o a los espíritus malignos con el estornudo, por lo que las palabras salud o bendito seas detenían a los espíritus chocarreros.

4. Los días de la semana

Los días de la semana

Sí, hasta hablando de los días de la semana estamos remontándonos a orígenes paganos de los nombres de las cosas. Los días están asociados a los astros, entes asociados con los dioses de antaño y que se creía que tenían influencia sobre el devenir de los eventos terrenales. “Lunes” está dedicado a la luna; “martes”, a Marte; “miércoles”, a Mercurio; “jueves”, a Júpiter; el “viernes”, a Venus; el “sábado”, a Saturno, mientras que el “domingo”, al sol.

5. El anillo de compromiso

Anillo matrimonial

Aunque hoy en día tu novia solo se preocupe por el tamaño y la calidad de la piedra colocada en el anillo, la verdad es que la tradición significaba mucho más para los egipcios, que son de las primeras personas en observar esta costumbre. Ellos intercambiarían anillos tejidos de telas y fibras y los colocarían en el dedo anular, donde creían que se encontraba la “vena del amor” que corría directamente del dedo al corazón, significando un compromiso profundo y significativo.

6. Tocar madera

Tocar madera

Según se cree, los celtas golpeteaban a los árboles, un símbolo puro de su veneración a la naturaleza, para recalcar su importancia como parte de su hogar. Además, se supone que hay quienes tocaban la madera para despertar a los espíritus y pedirles su protección y ayuda, dando un breve golpe luego de la petición como agradecimiento.

7. Soplarle a las velitas

La costumbre de soplarle a las velitas de cumpleaños podría tener origen en una celebración alemana de los niños, el Kinderfest, que, según fuentes, usaba dos velas o una por cada año del niño. Se colocaban las velas encendidas en los dulces y se apagaban con un soplido al final del día. El humo de las velas representaría un deseo que le pedimos a Dios y que se eleva a las alturas para que él lo oiga o al menos esa es la interpretación cristiana del siglo XVIII.

Yendo más atrás en el tiempo, hasta los griegos, las velas en dulces redondos se ofrecían en tributo a la diosa lunar Artemisa y, de igual manera que en el ritual cristiano, apagar las velas llevaba el aliento que se usó para ahogar el fuego hasta la diosa, quien recibía los deseos de los peticionarios.

8. Estrechar manos

Estrechar las manos

Aunque ahora es común estrechar manos para saludar con afecto a alguien, originalmente, el gesto tenía un significado mucho más siniestro y menos festivo. Cuando ofrecías tu mano y podías tantear la del otro, podías inspeccionar si llevaban armas ocultas a la mano para evitar celadas y traiciones.

9. Cruzar los dedos

Cruzar los dedos

Este gesto es utilizado usualmente para atraer la buena suerte y requiere a dos personas para juntar la “buena vibra y atraer la buena suerte”. Más tarde, empezó a asociarse con el cristianismo, sobre todo con el “gesto de la cruz”, y tiene un significado similar a “bendecir” algo.

10. Damas de honor

Damas de honor

Probablemente, la costumbre de tener damas de honor se remonte hasta las épocas de la ley romana, que exigía que hubiera diez testigos presentes en una boda para burlar a los espíritus malignos que se presentaban a las ceremonias de bodas.

11. La Navidad

Santa Krampus

Aunque en México se sigue la costumbre del “Niño Dios” en vez de la de Santa Claus, estas fechas en las que predominan el frío y los regalos al por mayor (con algo de ponche y champurrado si hay suerte) también celebran costumbres paganas y romanas. En algunas de esas tradiciones barbáricas, Santa premiaba a los niños buenos, mientras que un demonio peludo llamado Krampus iba por ahí secuestrando niños malos. De hecho, el barbón y el monstruo trabajaban juntos, no enfrentados. En serio.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba