Virales

22 Extrañas escaleras que son tan malas que nadie se atrevería a pasar por ahí

Las escaleras son males necesarios, a menos que de plano seas muy saludable y te encante hacer ejercicios engorrosos, pero a veces quienes están a cargo de las construcciones llevan su sadismo un paso más allá y nos sorprenden con los horrores más increíbles que el mundo de los escalones nos puede ofrecer.

A continuación te presentamos las 22 escaleras más inverosímiles o escandalosamente absurdas que pudiéramos haber imaginado. Es posible que incluso un artista surrealista o caricaturista se hubiera quedado corto al momento de engendrar algunas de estas monstruosidades, que hasta parecen bromas pesadas.

1. Alta cocina

Alta cocina

2. Escalinata en el trabajo: sí, así de empinadas están

Escalinatas en el trabajo

3. Escalinata + rampa = genios arquitectos

Genios arquitectos

4. Al momento de abrir la puerta…

Al momento de abrir la puerta

5. Un amigo implementó estos escalofriantes escalones

Escalofriantes escalones

6. Soporte firme

Soporte firme

7. Cuando las bajas, ¿ganas calorías?

Escaleras de calorías

8. Ironía: Escaleras de la fundación “Silla de Ruedas”

Fundación silla de ruedas

9. Transición abrupta

Transición abrupta

10. Escalón de pilón

Escalón de pilón

11. ¿Por qué? Fueron órdenes del jefe

Escaleras por órdenes del jefe

12. Atínales a las de vidrio templado…

Escalones de vidrio

13.  Escaleras antigravedad

Escaleras antigravedad

14. Pasamanos inútiles

Pasamanos inútiles

15. ¿Escaleras al salón 9 y 3/4?

Escaleras al salón 9 y 3 cuartos

16. Finlandia no decepciona en cuanto a arquitectura

Finlandia no decepciona

17. Escalones hacia… más escaleras

Escalones hacia más escaleras

18. Escalones camuflados por la alfombra

Escalones camuflados por la alfombra

19. Escalones para la cochera

cochera

20. Todavía sirve, todavía sirve…

Escaleras todavía sirven

21. La pintura no hace a la rampa

La pintura no hace a la rampa

22. Bellas escaleras que te llevan a la… pared

Escaleras a la pared

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.