Virales

Abuelita mandó poner un “pilín gigante” sobre su lápida para el día que la entierren

Esta abuela aplicó al pie de la letra aquello de la brga nos trajo y la brga nos va a llevar, pues como preparativo para su partida de este mundo ha pedido una escultura de un pene gigante para ponerlo sobre su tumba el día que la entierren. El peculiar túmulo funerario ya está hecho y para algunas personas luce de la brga y para otros luce bien brgas.

La historia fue dada a conocer en Vice. La abuela se llama Catarina Orduña Pérez y tiene 99 años, por eso se ocupó de hacer el último preparativo para su tumba, pues siente que pronto cumplirá su ciclo en esta tierra. A doña Catalina le parece que “brga” es un concepto clave en la cultura mexicana que representa muy bien su vida, pues puede usarse para todo, en cualquier situación y con distintos significados, dependiendo del contexto.

Quiso romper el paradigma de todo lo mexicano, donde las cosas a veces se ocultan por no tener una mente abierta. Siempre fue muy vanguardista, muy adelantada en las cosas.

—Álvaro Mota Limón, sobrino de doña Cata

Doña Cata quiere hacer alusión a que ella fue una persona excepcional y que su familia también es la mera verdolaga, la mera polla con cebolla. Este es el sentido que la abuelita originaria de Misantla, Veracruz, quiere dar a entender con la escultura fálica de 272 kilos. De acuerdo con su nieto Álvaro, la mujer siempre ha impulsado a su familia y ha inculcado valores que amerita que los contemplen como la mera vena: integridad, valor, pasión y, al mismo tiempo, amor y alegría.

La estatua también hace referencia a su historia personal, pues doña Cata creció en la pobreza y trabajó desde muy pequeña. Así que a sus 99 años ha visto crecer el fruto de su trabajo, por lo que se autodefine como una heroína, fundadora de todo un nuevo destino y estirpe, autoapreciación con la que no podríamos estar más de acuerdo.

Doña Cata sigue alentando a sus familiares a que luchen por sus sueños y metas personales. Se encuentra muy contenta de ver que la mata ha dado a hijos, nietos y bisnietos profesionistas sobresalientes. Por ello doña Cata alude al miembro viril y, secretamente, rinde culto a un antiguo dios romano, Príapo, el dios romano de la fertilidad, perpetuamente erecto como símbolo de la abundancia.



Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba