Virales

Camarero se robó la Ketamina de un huésped y terminó torcido como un cheto

Cuando a alguien le gusta meterse algunas sustancias, en especial si son gratis, corre el riesgo de quedar como una estatua cuando no se conoce qué es lo que está ingresando a su organismo. Si no lo crees, solo tienes que ver las imágenes que te presentaremos en este caso, en el que a un hombre lo vencieron las ganas de probar lo que él pensaba que era una sustancia que le daría un “viaje mágico”.

Un camarero del Hotel Akkuun, en Tulum, México, entró a una de las habitaciones para realizar sus labores, pero se encontró con una maleta que contenía algunas sustancias y quiso probar un poco, sin saber lo que iba a suceder y que quedaría en el lugar sin posibilidad de escapar ni de negar lo que había hecho.

Resulta que este hombre encontró Ketamina y tal vez creyendo que era “éxtasis”, quiso agarrar la fiesta desde temprano, pero no sabía de los efectos de esa sustancia, que es creada originalmente como un fuerte anestésico para operaciones leves o como tranquilizante para animales, aunque en dosis más altas puede generar alucinaciones similares a las del LSD.

Sin embargo, al tratarse de un anestésico, el cuerpo termina por paralizarse y este tipo tuvo suerte porque en una dosis alta incluso se puede detener la respiración y causar la muerte. Por fortuna, el cliente regresó a su habitación y encontró al hombre tirado en la cama y sin poder moverse o articular palabra. Además, estaba visiblemente asustado.

Resulta que el camarero encontró mi bolsa de special k (ketamina). El i*iota seguramente pensó que era ‘cowie’ (éxtasis) y lo encontramos tieso en la habitación.

-Huésped

El personal del hotel llamó a la policía para que iniciara una investigación. Sin embargo, el huésped mostró su receta médica que le permite portar y consumir este medicamento, algo que no puede decir el trabajador, quien además pudo haber sido acusado de robo por hurgar en las pertenencias del cliente y tomar esta sustancia sin su autorización.

Al final, al huésped le pareció algo gracioso y decidió no levantar cargos, pero en el hotel no les pareció la conducta del hombre y fue despedido de inmediato, aunque todavía lo tuvieron un rato ahí, porque no podía ni siquiera dar un paso por sí mismo. Antes de atascarte con lo primero que veas, investiga de qué se trata.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba