Virales

Chico se disfraza de nazi para un concurso de Halloween y termina funado

El revisionismo histórico conservador ha tenido graves consecuencias en el imaginario popular e incluso académico. A la luz del presente y sus problemáticas, etapas anteriores han sido rescatadas por algunas personas que, apoyándose en una visión del desarrollo económico, ven cosas “rescatables” en ciertos regímenes políticos detestables, como el nazismo.

Este es el caso de este joven estudiante de la Universidad del Valle de México, quien se vistió como nazi, en específico como Adolf Hitler, para el concurso de disfraces de Halloween de su escuela, donde desfiló ante el público como si nada y ante la complacencia de las autoridades que no dieron ningún tipo de sanción al alumno.

En el video se puede ver cómo pasa al centro del patio y saluda, lo que resulta aberrante, la mera verdad. Además, se aprecia que otro pendego responde al saludo marcial del impertinente, meado e imberbe estudiante. Este tipo de expresiones no deberían aparecer en instituciones de educación; no es necesario explicar la magnitud del holocausto, todos la sabemos.

El régimen nazi estuvo anclado en un discurso nacionalista exaltado y apoyado en una mitología incierta en la que se declaraban herederos del arte griego. Con la cultura como bandera, establecieron el terror para encubrir un régimen abiertamente militar que no se interesó en la administración estatal del país, sino en su control y la producción industrial sostenida por el trabajo de millones de personas en campos de concentración.

Todo esto no es raro de encontrar en los actuales sistemas políticos, pues en realidad, el nazismo nos mostró la verdadera estructura política de la modernidad, la tortura y el estado permanente de excepción, en que los poderosos pueden prescindir de las vidas o cuerpos que les sean necesarios.

Por esta razón, muchos usuarios en redes sociales han reprobado la insensatez del estudiante. Desde donde la veas, esto simplemente no es un chiste. Los estudiantes que entran con más pasión al estudio de la Historia, pronto se sienten engañados, defraudados por el discurso con el que los educaron y se van hacia el otro extremo. Esto también es una consecuencia de la enseñanza maniquea, es decir, donde hay buenos y malos.



Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba