Virales

Ebrio argentino establece récord en el alcoholímetro; nadie se explica cómo seguía consciente

Hay récords prácticamente de cualquier cosa, pero este hombre (o tal vez superhombre) es ahora el poseedor de uno increíble: es la persona a la que se le ha detectado mayor concentración de alcohol en la sangre en la prueba del alcoholímetro, es decir, que traía una “metaborrachera”.

En varias partes del mundo se aplica esta prueba a los conductores para detectar el grado de alcohol en la sangre y evitar un accidente. En este caso, todo fue muy tarde porque este tipo ya había consumido cantidades industriales de alcohol y, además, se había estrellado en su vehículo.

En la provincia de Neuquén, Argentina, este hombre terminó con su vehículo en una zanja. Cuando los oficiales de policía se acercaron, se dieron cuenta de que tenía solo heridas leves. Sin embargo, antes de caer, había golpeado a una motocicleta.

Los policías le hicieron una prueba con el alcoholímetro porque era evidente que estaba ebrio, pero nunca se esperaron el resultado. Para que te des una idea, a los 0.4 gramos por litro (g/l) de alcohol en la sangre ya se considera que puede haber dificultades para conducir, pero a partir de los 0.8 g/l ya es motivo para que la policía te detenga.

Tener 2 g/l se considera como algo que te incapacita para conducir, porque se reduce de forma considerable la capacidad motriz, incluso tendrías dificultades para hablar. Lo que de verdad dejó a todos con la boca abierta es que este hombre traía 5.79 g/l de alcohol en la sangre.

Carlos Damin, jefe de Toxicología de la Facultad de Medicina de Buenos Aires, explicó que incluso tener 4 g/l ya sería para tener a una persona en coma y más de 5 es una cantidad letal, por eso es que no se explican cómo es que este hombre seguía conduciendo y después del accidente seguía de pie.

De acuerdo al especialista, es probable que el hombre en cuestión haya consumido otra sustancia que le permitió a su cuerpo resistir esa dosis letal de alcohol, de lo contrario, ya estaría muerto o al menos, grave en un hospital.

Hace unos meses, también en Argentina, se registró el caso de otro hombre con 5.5 g/l de alcohol en la sangre y ahora este nuevo récord debe encender las alarmas para ver qué está pasando con ese desmedido consumo de alcohol y otras sustancias que les permiten estar al borde del colapso y seguir conduciendo.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba