Virales

Empleadas no se dieron cuenta de que había cámaras y las captaron “durando en el jale”

Sin duda, la jornada laboral debe ser cubierta con actividades extracurriculares, pues hay mucho tiempo muerto dentro de las actividades realmente necesarias, por lo que el tedio debe ser combatido de maneras creativas. Estas dos amigas y compañeras de trabajo dejaron de lado la productividad para jugar, lo que no sabían es que les habían puesto una cámara para vigilarlas y fueron descubiertas.

Las mujeres del video eran dos recepcionistas que, para matar el tiempo, platicaban, se planchaban el pelo y se acostaban en el suelo para aliviar su espalda. En la grabación se muestra todo esto y es justo cuando se hallan boca arriba que advierten la presencia de la cámara y se paran asustadas para recobrar su pose de trabajo.

En el clip también aparece el clásico “pica costillas tresmil”, lo que habla de que el ambiente de trabajo está cargado de verdaderas malas prácticas. A decir verdad, las cámaras le quitan lo divertido al trabajo y seguro causan más estrés a los empresarios al ver las conductas de sus empleados.

Uno puede sacar el papalote cuando los papelotes del trabajo abruman e irse muy lejos de la realidad inmediata o hacer otras cosas en la computadora que no tengan que ver con la contabilidad, pero lo de estas muchachas sí era un verdadero desfile de dinámicas ociosas.

La verdad es que no hay que quemarse en el trabajo, eso es innegable, pero tampoco hay que exagerar en los ratos libres. En sí, el único problema es que uno firma un contrato laboral y con acciones como estas podrías salir perjudicado en un momento en que a lo mejor necesitas mucho el trabajo.



Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

--:--
--:--
  • cover
    Portal Remix