Virales

Fue al IMSS por una fractura y le pusieron el yeso con la chamarra puesta; no se la puede quitar

Los hospitales de salud pública en México tienen muchas leyendas en torno a la negligencia médica que se genera en estos por falta de recursos y personal. Claro, no todos son así, pero los “esporádicos” casos que se presentan dan un contraste a lo que quisiéramos creer, pues en algunos de estos hospitales puedes encontrar prácticas menos profesionales que las de los médicos de Los Simpson.

No se trata de sembrar la cizaña nomás porque sí. Hace unos días, un productor audiovisual conocido como Axel Fernando, de 27 años, tuvo un accidente en su moto mientras circulaba por la Ciudad de México, ocasionado por una mancha de aceite en el asfalto. Como resultado del percance, Axel tuvo una lesión en su mano y un par de dedos rotos, por lo que tuvo que ser atendido en uno de los hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Ya con la atención de los profesionales, una practicante y una doctora supervisando, su mano tuvo que ser inmovilizada con un yeso para favorecer la sanación de la lesión. Sin embargo, el trabajo realizado con el yeso parece que lo hizo un maistro albañil en una mañana de cruda, pues ni las ganas le echaron y Axel quedó como con mano de Hellboy. Según contó el paciente a Publimetro, la doctora que supervisaba “no estaba muy atenta a su trabajo”. Aunque esa no era la mayor de sus preocupaciones.

Axel relató que ni siquiera lo dejaron quitarse la chamarra para empezar con el procedimiento. En una publicación hecha en su Twitter anexó una fotografía donde se ve el resultado final. Debido a que le dejaron la chamarra puesta, el pobre hombre quedó preso entre la cárcel de ese yeso.

Ahora, con ese trabajo, el varón las tenía todas de perder, pues o se tronaba el yeso para pedir uno nuevo (con una nueva evaluación médica) para salvar su chaqueta de piel o cortaba su chamarra para después arreglarla. Las horas pasaron y el chico actualizó en otro de sus tuits: “no quiero ser alarmista, pero me quiero bañar. ¿Qué procede con mi yeso?”.

Axel, como cualquier persona con una verdadera queja contra una institución, etiquetó al IMSS en su tuit en busca de atención, pues en la clínica no sabían qué hacer. Sin embargo, sus esfuerzos fueron en vano, porque solo le respondió un bot del instituto para pedirle datos personales y facilitar la comunicación. Pero aún hay mucho que debatir sobre el caso entre perder una mano o una prenda querida. Por fortuna para el chico, él lo hizo con un médico privado.

Al seguir las actualizaciones de la historia en Twitter, Axel dijo que a través del seguro de cobertura amplia de su motocicleta, acudió a un médico particular, quien le dijo que su lesión era más severa de lo que parecía y tuvo que ser sometido a una operación. Le pusieron un yeso nuevo y entró en recuperación. Sin embargo, la lucha con las temibles fuerzas del IMSS aún persistía.

Un día después del incidente en el hospital público compartió un video en el que se ve cómo le quitan el yeso mal colocado. En la misma publicación pedía a sus seguidores (y uno que otro amante del chisme) que le ayudarán a hacer presión con el instituto de seguridad, pues se estaban tardando con su incapacidad laboral. Aparentemente, la pelea ahora era con la burocracia.

Al final, Axel pudo escapar de un mal trabajo médico y salvar su chamarra al mismo tiempo. Y aunque con una operación encima, la primera en su vida, según cuenta en sus tuits, ahora se encuentra bien. Sarcásticamente, el varón le deseó la misma suerte al hombre que estaba a su lado y “no se veía muy bien de su nueva cadera”.

Las risas no faltaron

Da gracias que no te cortaron una mano

Meme Simpson

Chaleco

Manita

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba