Virales

Gorila de zoológico se volvió adicto a usar el teléfono y ahora necesita tratamiento para dejarlo

Cada vez es más común ver que las personas no dejan su teléfono para nada y aunque estén en una reunión, en el trabajo o con su pareja, no lo sueltan por estar revisando sus redes sociales o simplemente porque se ha convertido en una adicción.

Lo que llama la atención es que también otras especies pueden caer en este vicio y en el zoológico de Chicago está la evidencia de que sí sucede. Un gorila se la pasa viendo fotos en el teléfono y ya están teniendo que tomar medidas para que deje de hacerlo y vuelva a su rutina habitual.

Obviamente, el gorila no tiene su propio teléfono y cuentas en redes sociales, sino que se ha vuelto adicto a que las personas se sienten y, a través del muro de cristal que los separa, le muestren las fotografías que tienen en sus teléfonos, lo que a su vez también se ha convertido en una atracción para los visitantes al Zoológico Lincoln Park, en Chicago.

Amare es el nombre del gorila y tiene 16 años, así que como cualquier adolescente se emociona cuando alguien se acerca y comienza a mostrarle fotografías en su teléfono. El problema es que el gorila ha dejado de hacer otras cosas por estar esperando a que le muestren imágenes y se ha convertido en un problema que sus cuidadores deben atender.

Amare es soltero y vive con otros tres gorilas adolescentes, pero desde que se la pasa pegado al cristal, esperando a que le muestren fotos, se ha alejado de sus compañeros, lo que llamó la atención de Stephen Ross, especialista en el comportamiento de los gorilas en este zoológico.

Para alejarlo de esta adicción, sus cuidadores colocaron una cuerda en la zona donde habitualmente se sienta a ver fotografías. Con eso llaman su atención para que prefiera columpiarse que estar viendo algún teléfono y, al parecer, ha dado resultado.

Amare se está dando cuenta de que realmente no vale la pena para él sentarse en ese rincón, esperando a que alguien se acerque y le muestre su teléfono.

-Stephen Ross, especialista

Amare y sus otros compañeros están separados de un grupo de gorilas que ya tiene un macho dominante, para que puedan desarrollarse con mayor tranquilidad, pero que estuviera invirtiendo tanto tiempo en el teléfono podría representar un obstáculo en su desarrollo, por eso se están tomando medidas al respecto. Ahora se espera que también los humanos apoyen y no le muestren tantas fotografías.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba