Virales

Mala suerte nivel: ladrones lo asaltan 5 minutos después de que otros ya lo habían robado

Sufrir un robo es una situación que atenta contra la seguridad, ahora imagina ser víctima de dos atracos en su solo día. Dicen que un rayo no cae dos veces en el mismo sitio, pero Armando Mejía, quien estaba esperando comenzar su jornada laboral, se quedó sin celular y sin billetera en menos de cinco minutos, ya que lo asaltaron en dos ocasiones. Si creías que tu día había empezado mal, espera a conocer esta historia.

Armando, originario de Cali, Colombia, se disponía como todos los días a comenzar su jornada laboral. Ya se encontraba en su lugar de trabajo, solo que estaba esperando a su jefe para que abriera las puertas. Mientras tanto, tomó su celular para distraerse y matar el tiempo. Pero las que terminaron muertas fueron sus ilusiones, pues un par de asaltantes llegaron en una moto hacia donde él estaba, quitándole su teléfono.

Primer robo

Yo sentí un poco de susto porque a uno le dice ‘no te muevas porque si no, te vamos a disparar’.

—Armando Mejía para ‘El País

Cuando Armando pensó que su día no podía empeorar, solo le quedó esperar a su jefe, pues ni cómo dar aviso a las autoridades del hurto si ya no tenía con qué comunicarse. La espera del hombre no fue mucha, pero quien llegó a su sitio de espera no era su patrón, sino otros sujetos, igualmente en una moto, quienes no la pensaron dos veces y estaban listos para asaltarlo.

Armando ya no sabía qué hacer, por más que les explicó que acababa de ser asaltado, los “motofratones de Cali” no creyeron y terminaron por quitarle su cartera. Ahora sí dejándolo sin nada: identificaciones, dinero, celular, información, contactos. Todo se perdió en solo unos minutos. Ni oportunidad le dieron para sacarle el chip y la tarjeta de memoria. Si tan solo otros servicios fueran tan efectivos y rápidos como los asaltantes, el mundo sería un lugar mejor.

Ya después de que se llevaron el celular, yo me quedé ahí y pensaba seguir con mi trabajo que estaba esperando para empezar a trabajar ese día. Pero a los dos minutos, también vinieron otra gente en motos (…) Yo les estaba explicando a ellos que ya me habían robado, aunque a ellos como que eso no les importó.

Segundo robo

En una entrevista para medios locales, Armando dijo que en su cartera tenía dinero que iba a utilizar para pagar el tratamiento de su esposa que se encuentra en el hospital por complicaciones en su estado de salud. El afectado dice que las horas de visita en la clínica son limitadas y son las mismas en las que él está en el trabajo. Ahora, sin celular, la comunicación con su esposa se ha reducido y complicado.

Armando resaltó que los fines de semana la calle por donde trabaja no tiene mucha afluencia, lo que pudo ser ventajoso para los ladrones. De la misma manera demandó los problemas de seguridad en la ciudad, diciendo que “las personas como yo [que] les toca madrugar a trabajar siempre lidian con esa inseguridad”.

Armando Mejía

De acuerdo a Noticias Caracol, la Policía ya está tras la pista de los ladrones, aunque actualmente no ha dado con la identidad y el paradero de los asaltantes. Por su parte, Armando solicitó ayuda para poder regularizarse del impacto económico del robo de su billetera y su celular, sobre todo la afectación a sus planes financieros para la atención de la salud de su esposa.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba