Virales

Se mudó a 3,000 kilómetros por un nuevo trabajo y al llegar no lo aceptaron por su peso

La distancia de Queensland a Tasmania, en Australia, es de unos 3000 kilómetros, así que mudarse de un lugar a otro no es nada sencillo. Si tienes una buena oferta de trabajo, vale la pena la mudanza, pero el problema está en que cuando llegas al lugar te dicen que no te pueden contratar porque tienes unos kilos de más y no eres apto. Eso lo hubieran dicho antes del viaje, ¿no?

Esto le pasó a Hamish Griffin, un hombre que, muy emocionado, se mudó junto con su esposa y su hijo para ser el gerente de un parque en Tasmania. Ya habían pasado la Navidad en su nueva casa y al iniciar el año, estaba todo listo para iniciar con sus labores, pero nunca se esperó que en tan solo un par de horas fuera despedido y que la empresa le dijera que no lo pueden aceptar por tener sobrepeso.

Me dijeron que no podía hacer el trabajo porque estaba demasiado gordo. Me dijeron que no podría empujar una cortadora de césped o subir una escalera. He sido administrador de un parque en el noroeste de Queensland durante ocho años. He estado haciendo el trabajo durante ocho años.

Tan solo en dos horas terminó el sueño de tener un nuevo empleo en otra ciudad. Además, lo considera como un ataque a sus derechos porque su trabajo es administrativo, es decir, no tiene que estar haciendo labores como cortar el césped, a menos que se requiera ayuda de vez en cuando, y porque ya tiene la experiencia en ese tipo de cuestiones.

Era una posición de gestión. Claro, tienes situaciones urgentes en las que podrías tener poco personal o podrías tener que ir y ayudar a alguien, que es lo que he estado haciendo durante los últimos ocho años en una propiedad más grande, en condiciones más duras.

Por si fuera poco, Hamish comentó que en la empresa ya lo habían visto, ya sabían que tenía sobrepeso y siguieron adelante, por lo que no es justo que ahora que ya se mudó y dejó su anterior empleo le digan que siempre no. Por su parte, la empresa asegura que se trata de cuidar su salud, ya que se podría lastimar durante las labores propias del parque, aunque esto no es suficiente para este hombre.

Estábamos disfrutando de este paraíso que iba a ser nuestro nuevo hogar y ahora tengo que pensar dónde vamos a dormir esta noche. Este no era solo un nuevo trabajo que habíamos perdido. Esta era la pérdida de una nueva vida. Nos habíamos mudado por una nueva vida. Me ha destrozado la vida, me han arrancado el corazón.

Ya veremos qué sucede en este caso, porque no parece algo legal que la empresa quiera deshacerse de Hamish así como así, por lo que acudirá a las autoridades para que resuelvan este caso porque si ya conocían a Hamish, debieron negarle el empleo antes de que se mudara y no esperar a que hiciera todo ese cambio en su vida.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba