Virales

Se puso hasta las chanclas y robó un autobús para poder llegar a su casa

El exceso de alcohol puede hacer que cualquiera de nosotros haga cosas que al otro día no recordamos, como llamarle a nuestra ex. Todo acompañado de los efectos de la resaca. Una noche de copas se disfruta, pero tarde o temprano cobra factura. Pero no todos acaban como Stephen McCartan, quien en su farra robó un camión de dos pisos solo para poder llegar a su casa. El tipo no recuerda nada de lo ocurrido.

Esto sucedió el 27 de diciembre de 2021 en el pueblo costero de Poole, condado de Dorset, en Inglaterra, donde Stephen McCartan, un hombre exingeniero militar de 52 años, se disponía a regresar a casa después de haber bebido con sus amigos. En algún punto, McCartan se separó de sus compañeros de fiesta y no se volvieron a ver.

Camión robado

Al tratar de regresar a su casa en el pueblo de Hamworthy, a unos cinco kilómetros de donde estaba, McCartan caminaba por las calles, hasta que vio su oportunidad perfecta, el transporte público. Se le vio llegar tambaleándose a la estación de autobuses en Poole, alrededor de la 1:00 a.m., solo para enfrentarse a otro problema: el camión estaba cerrado.

Sin embargo, el exsoldado encontró la manera de abrir la puerta y una vez adentro, se le captó cayendo. El embriagado varón pudo levantarse, subir al segundo piso y comenzar una siesta reparadora. Solo estuvo una hora antes de despertar y lograr bajar al asiento del conductor. Stephen encontró la manera de encender el vehículo y con las manos en el volante comenzó a conducir.

Stephen McCartan

Al intentar maniobrar para sacar de la estación el camión de 12 toneladas, McCartan dañó las barandillas de protección y causó graves daños a un Fiat Panda estacionado en el lugar. La suma de los daños ascienden a más de seis mil libras esterlinas, alrededor de 7500 dólares.

Eventualmente pudo sacar el vehículo colectivo y ponerlo en marcha para dirigirse hacia Hamworthy. De acuerdo con los reportes, el hombre condujo desde Egmont Road hasta un parque de juego en Turlin Moor, donde estacionó el autobús después de haber recorrido más de 5.4 kilómetros.

Camión robado

El resultado de todo esto fueron daños en las barandillas y el camión por 4646 libras esterlinas, alrededor de 5800 dólares. Los principales daños del camión los hizo al impactar con el otro coche, el cual se dio por perdido y se cobró el seguro por un valor de 1640 libras, poco menos de 2050 dólares.

En la corte, McCartan dijo que no recuerda lo que pasó esa noche. Su abogada, Ewa Russell, dijo que su cliente había consumido Xanax, un tranquilizante de acción rápida que lo ayudó con su ansiedad. Supuestamente, el hombre tomó las pastillas alrededor de las 10:00 a.m., a esto se le suma el alcohol ingerido durante el resto del tiempo.

Cinco kilómetros

Es algo bastante extraño de hacer y algo de lo que no puedes salirte con la tuya. El Sr. McCartan no puede ofrecer ninguna explicación razonable, apenas recuerda el incidente, pero se reconoció a sí mismo en las imágenes y acepta que fue él.

—Ewa Russell, abogada

McCartan sirvió a la nación de 1992 a 1995. El ingeniero no contó sus experiencias, pero se sabe que fue diagnosticado con ansiedad severa y depresión. Por ello, al momento de dictaminar la sentencia, se tuvieron que hacer reconsideraciones. Un oficial de libertad condicional dijo que probablemente sufría de síndrome de estrés postraumático, por lo que era posible que no pudiera realizar trabajo sin goce de sueldo.

Stephen McCartan sentado

El tribunal declaró que Stephen tendría seis meses para demostrar que puede cambiar su vida, de lo contrario, tendrá que enfrentar todo el peso de la ley. Además, el juez pidió a McCartan que fuera ahorrando 250 libras esterlinas (alrededor de 312 dólares) para que el hombre pudiera hacerse cargo de una compensación por sus destrozos.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba