Virales

Se quedó dormido en el camión y despertó para darse cuenta que le robaron el celular

Cuando despertó, el celular ya no estaba allí. Después de ver esto, tal vez la pensarás un poco más antes de quedarte dormido en el transporte público, pues este incauto, a parte de perder su parada habitual por ir en brazos de Morfeo, también perdió su teléfono móvil.

Las imágenes de este incidente fueron captadas por otro pasajero, quien subió las fotos del desconcierto del muchacho y su risa de resignación. El astuto y anónimo ladrón tan solo le dejó puestos los audífonos para que no se diera cuenta del robo. En las imágenes podemos ver cómo el joven sostiene la punta de sus auriculares, ahí donde debería estar enchurrado su celular.

La imagen se ha vuelto muy popular en Facebook, donde fue publicada con la leyenda que dice “Cuando vas para Pantitlán, pero tu celular se bajó en Chalco”. No se sabe con certeza si esa era la ruta que seguía este muchacho, pero actualmente no podemos llamarle para corroborarlo.

En los miles de comentarios de la publicación, mucha gente no ha podido hacer más que reírse por experiencia propia, pues han comentado que les pasó lo mismo en tal o cual ruta, en tal o cual estado de México. Sin duda, se trata de una experiencia colectiva casi religiosa, por lo que las fotos sirvieron a muchos como catarsis para contar su verdad.

Otros más le dieron el toque serio, pues aseguraron que mucha raza ya viene cansada de trabajar toda la semana y se aprovechan de ella. Y, efectivamente, ante fotos y situaciones como estas, uno no sabe si reír muy fuerte o llorar muy alto o hacer algo de ambas; un poquito de esto, un poquito de aquello. Tal vez a este joven le robaron su celular, pero les aseguro que él nos robó el corazón, díganselo.

Lo que podemos asegurar es que el segundo despertar de este muchacho, al que llamaremos Chuang Tzu, no fue hacia la vigilia ni hacia la sexualidad, sino a una pesadilla, que acaso es lo mismo que la realidad. Igual a aquel viejo cuento chino que dice: “Chuang Tzu soñó que era un celular. Al despertar, ignoraba si era Tzu que había soñado que era un celular o si era un celular y estaba soñando que era Tzu”.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba