Virales

#Sueciagate; la extraña razón por la que en Suecia la gente no te invita a comer

En el mundo globalizado y conectado en el que vivimos es cada vez más difícil permanecer ajenos a la forma en que viven personas que se encuentran a miles de kilómetros de distancia, cuyo comportamiento nos parece raro por ser muy diferente al de nosotros.

Un reciente escándalo se suscitó cuando se dio a conocer una costumbre en Suecia: si alguien te invita a su casa, no te ofrece nada de comer, algo que sería impensable en los hogares de Latinoamérica, donde nos encanta compartir con los invitados.

En Reddit se armó la polémica porque alguien pidió que pusieran la experiencia más rara que han tenido con algún extranjero. De pronto se desató lo que denominaron el #Sueciagate, en el que varios usuarios comentaron sobre la extraña costumbre de no ofrecer comida a los invitados.

Todavía más extraño es el hecho de que si estás en la casa de algún sueco, de pronto se levantará e irá a desayunar, comer o cenar, pero lo hará solo y te dirá que esperes un momento mientras termina de ingerir sus alimentos.

Recuerdo haber ido a la casa de un amigo sueco. Mientras jugábamos en su habitación, su madre le gritó que la cena estaba lista. Y mira esto: Me dijo que esperara en la habitación mientras cenaban.

-Usuario de Reddit

Me quedé a dormir en casa de un amigo (sueco). Cuando nos despertamos, dijo que iba a bajar un rato. Después de 15 minutos bajé para ver qué estaba pasando y vi que estaban desayunando. Me miraron y me dijeron que casi terminaban y que mi amigo regresaría pronto a la habitación. Todavía pienso en eso, 25 años después.

-Usuario de Reddit

Por supuesto que algunos suecos también comentaron y aseguraron que esto es algo que no se da siempre, porque también en ese país pueden ser buenos anfitriones y, sobre todo, no tiene nada que ver con que no les guste gastar en comida para alguien más.

De acuerdo a Richard Tellstrom, profesor de la Universidad de Ciencias Agrícolas de Suecia, esto tiene que ver con no quedar “en deuda” con la familia, por lo que todo se debe acordar desde antes. Si el hijo de una familia irá a la casa de otra, se debe avisar si se quedará a comer, de lo contrario, eso significa que no es necesario invitarlo a la mesa.

La cuestión, comentaron varios suecos, no es que sean poco corteses con los invitados, sino que tal vez en su casa les están cocinando una comida especial y no quieren arruinar el momento que su familia les ha preparado, lo que considerarían como una falta de respeto.

Además, para la familia del niño invitado también implica el quedar en deuda con quien invitó a su hijo a comer, y en determinado momento tendrían que devolver la cortesía, lo que se ve como una obligación, así que para evitar el que la familia se sienta forzada o incómoda, no se invita al niño a comer.

El pensamiento sueco es así: el otro niño (o la otra familia) puede tener planes para otro tipo de cena y no quieres arruinar la rutina o los preparativos. No creo que tenga nada que ver con no querer alimentar al otro niño o porque cueste dinero o algo así, tiene más que ver con la tradición y con querer comer con tu propia familia.

-Linda Johansson, periodista sueca

En los medios de comunicación, universidades y expertos ya están discutiendo este tema, porque se lo han tomado muy en serio, ya que consideran que puede afectar de forma seria la imagen del país en el exterior e incluso estarían pensado en un cambio de esta costumbre.

Si todavía no han cambiado esta tradición, la próxima vez que alguien de Suecia te invite a su casa, asegúrate de haber comido antes, o bien, avísale que sí quieres comer en su casa, de lo contrario, te tocará esperar mientras ellos disfrutan sus alimentos.



Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba