Virales

Sus amigos lo reportaron como desaparecido y él andaba perreando en una fiesta

En la fiesta hay prioridades y estar revisando mensajes no es una de ellas. Un joven fue reportado por sus amigos como desaparecido e iniciaron una ardua búsqueda encabezada por publicaciones en redes sociales. Sin embargo, no se encontraba perdido, solo estaba de parranda. No se imaginó todo el movimiento que sus amistades hicieron para localizarlos y rápidamente hasta su familia le puso cacería.

Esto le pasó a Divany Soria Barragán, quien compartió un video en su cuenta de TikTok del alboroto en redes sociales que hicieron sus amigos al ver que no daba respuestas a sus mensajes y llamadas. El joven inicia el video aclarando que estaba “bien felipe perreando hasta el suelo” cuando se dio cuenta de la cantidad de mensajes que tenía sin revisar.

Felipe y con tenis

Divany comenzó a responder a los mensajes pendientes en donde la mayoría le preguntaban dónde estaba. Incluso se ofrecieron a pasar por él, pero él desconocía el motivo de la cantidad de mensajes parecidos. Todos querían saber que se encontraba bien. En medio de la fiesta, el joven solo podía responder que estaba bien.

Todo comenzó a empeorar cuando recibió una captura de una publicación de Facebook, donde uno de sus contactos escribió “¡Se busca a mi amigo! Hace tiempo que salimos de una fiesta y no aparece. Si alguien lo ha visto díganme, por favor”. Esa misma publicación llegó a manos de Divany, quien confirmó que se encontraba bien. Pero aún faltaba enfrentar al gran jefe del juego: su papá.

Los padres de Divany no tardaron en darse cuenta de la publicación. Por lo que se lee en los mensajes, Sharon, una prima de Divany, les dio aviso a sus padres y las llamadas no se hicieron esperar, pero no se imaginaban que su hijo andaba en una fiesta “trapeando el suelo con la retaguardia”.

El padre se mostró preocupado porque le mandó varios mensajes a su hijo preguntando dónde estaba. Al final, pudo descansar cuando le dijo que estaba en una fiesta, un poco ebrio pero bien. Aunque aseguró que solo le faltaba “una morrita”. Su padre le aconsejó que se consiguiera una o él se la conseguía.

Finalmente, todo fue un mal entendido y Divany no corrió riesgo más que despertar con una resaca. Pero fue un buen momento para saber que sus amigos realmente se preocupan por él y que están dispuestos a buscarlo en una situación similar. Por fortuna no tuvo más que explicar que no se había dado cuenta de los mensajes.

Esta historia nos hace recordar a Pechuga, el perro que lo reportaron como extraviado porque no había vuelto a casa. Su dueña lo estuvo buscando hasta que lo encontró en redes sociales. Pechuga no estaba perdido, sino en una fiesta del alma del lugar. Solo le bastó una noche de diversión para después volver a casa.

Pechuga el perro



Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba