Virales

Teoría sugiere que el Profesor Jirafales estaba casado y Doña Florida era ‘la otra’; ¿será?

Durante varias generaciones hemos visto una y otra vez los capítulos de la serie El chavo del 8, tal vez la más popular en la historia de Latinoamérica y que todavía es recordada con cariño. A pesar de que dejó de grabarse desde hace ya muchos años, sigue dando de qué hablar, aunque lo que veremos hoy, tal vez termine con la ilusión de romanticismo de muchos.

Resulta que alguien notó que el profesor Jirafales, aquel que siempre trataba de imponer el orden y la cordura y que además era el eterno enamorado de Doña Florinda, usaba un anillo en el dedo anular de su mano izquierda, por lo que ha crecido la teoría de que en realidad estaba casado y por eso solo visitaba de vez en cuando a la mamá de Quico, ya que era su amante.

En el programa era clásico ver que el profesor llegaba a la vecindad con un ramo de flores para Doña Florinda, quien siempre lo invitaba a pasar a su casa a “tomar una tacita de café” y, por lo regular, sacaban a Quico de la casa, lo que algunos interpretan como que estos personajes tenían un momento más íntimo y luego él regresaba a casa con su esposa.

Todo esto surgió porque en un capítulo se ve que el profesor trae una argolla de matrimonio y en la serie nunca se aclaró el estado civil del personaje. Otro dato que llama la atención es que él no vivía en la vecindad, siempre tenía que regresar a su casa, pero no sabemos con quién vivía y cuál era realmente la relación que tenía con Doña Florinda.

Algunos dicen que, probablemente, Rubén Aguirre, el actor que le daba vida al también conocido como “Maistro Longaniza”, en ocasiones se le olvidaba quitarse su argolla de matrimonio antes de entrar al foro y por eso su personaje aparecía así, pero no lo sabemos a ciencia cierta, lo que sí sabemos es que la polémica se ha desatado y esto le ha roto el corazón a muchos.

Así como nunca llegamos a casarnos, hubiera terminado allí… Una vez casándonos ya no seguiría esa continuidad de amor, de cursilería, se hubiese roto todo eso.

-Rubén Aguirre

De aquí surgen otras cuestiones, como que Doña Florinda sabía o no que su amado estaba casado, porque si nosotros lo notamos, ella también debió haber visto su anillo y, bueno, si sabía, entonces estaba de acuerdo en tener esa relación de infidelidad con el profesor Jirafales. Ella es la única que podría decir la verdad al respecto. ¿La sabremos algún día?

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba