Virales

Tiktoker fue a la Universidad Anáhuac a preguntar: “¿cuánto cuesta tu outfit?” y desató la polémica

El modo en que nos vestimos dice mucho de nosotros y, aunque no nos guste, marca la forma en que los demás nos ven y tratan. En los “ambientes competitivos”, como las escuelas, la ropa que usas te define y si asistes a un colegio privado como la Anáhuac, eso es doblemente cierto.

Quizá por eso el video subido por el usuario @Mauronayem a su cuenta de TikTok obtuvo la gran popularidad que alcanzó, volviendo viral su pesquisa acerca de “¿Cuánto cuesta tu outfit?”, pregunta que le impuso a alumnos de la Anáhuac y cuyas respuestas arrojaron revelaciones increíbles. Desde apenas unos nueve dólares hasta más de dos mil ciento treinta y cuatro dólares cuestan las ropas de los entrevistados y no necesariamente son las más caras (o baratas) que visten en la escuela.

Cosa de todos los días

El “estudio” llevado a cabo por el tiktoker no tenía oscuras intenciones ni estaba planeado para revelar las grandes diferencias entre los presupuestos de los estudiantes en vestimentas, pero finalmente resultó en un interesante ejercicio que llamó la atención de todos. Sus dos videos en TikTok suman ya casi ocho millones de visualizaciones.

Ya sea que causara gracia o sorpresa, los dispares costos de los atuendos de los alumnos de la escuela privada resultaron ser sumamente llamativos para los internautas, sin importar que fueran parte de la comunidad universitaria o de fuera, dio para el cotilleo y el asombro.

¿Combustible para discriminación?

Diametralmente opuestos

Aunque la pregunta inicial del usuario era muy inocente, “¿Cuál te gustó más?”, la polémica desatada por las monstruosas diferencias fue realmente fuera de serie, poniendo en manifiesto hasta discriminación (quizá involuntaria) con bromas como “La tercera es becada del 100 por ciento”.

La “discriminación” iba en los dos sentidos, pues varios comentarios iban en contra de los conjuntos más costosos, como “Wey, no digan me costó, digan les costó a mis jefes”, “Bien dicen que el dinero no compra el estilo” o “El que gastó menos se ve mucho mejor”, entre otros comentarios que hacían notar cierto desprecio por los carísimos outfits.

Hoy me voy pondré mi “Louis Vuitton” del lunes

Fachón

Desde “la paca” (refiriéndose a que prácticamente salió al precio de lo que cuesta la materia prima sin procesar), pasando por marcas más bien populares, de las que se consiguen en el Walmart, pasamos a ropa de gama un poquito más alta como Abercrombie & Fitch u Off-White e incluso accesorios de marcas de fashion que en realidad ya son “de caché”, como Maurice Lacroix y Cartier.

Tenis de 1241 dólares, relojes de dos mil dólares, joyería de marcas con precios que llegan a superar los cinco mil dólares (precio sin especificar en el video), todo ello se suma para mostrar las exorbitantes cantidades que estos jóvenes invierten en su imagen.

No soy monedita de oro, aunque sí me la gaste

diez y seis mil

Para mayor o menor efecto, pues ninguno es universalmente percibido como “de buen gusto”, algunos de los internautas no solo consideraron que las indumentarias más caras “no lo valían”, sino que además hasta llegaron a tacharlas de “mal gusto”.

Y, bueno, a cada quién lo suyo, no es para que haya haters, pero la verdad es que hay a quienes les funcionó su conjunto, sin inversiones astronómicas, y otros a los que la verdad ni se les notó el varo que le metieron a su imagen o que de plano sí les quedó pobre su pobre inversión. De un modo u otro, hay que vestir lo que uno considere mejor porque jamás le darás gusto a todos.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

--:--
--:--
  • cover
    Portal Remix