Virales

Turista alemana se echa un shot de Tonayán en México y su reacción se volvió viral

Una joven alemana se llevó el susto de su vida cuando fue abordada en las playas mexicanas por otra muchacha mexicana, que mediante un juego le hizo beber uno de los elixires mejor guardados de México, una poción con las que muchos se iniciaron en el arduo y gratificante camino del alcoholismo. Así es, le dio un caballito o shot de Tonayán.

Concretamente, el encuentro tuvo lugar en Cancún, Quintana Roo, porque Sofía Islas, quien hizo el reto a la alemana, radica en ese lugar, así lo dice su cuenta de TikTok. La dinámica consistió en que Sofía le puso un juego de origami conocido como el comecocos en España y en México como el adivinador, que consiste en cuatro puntas que guardan una acción debajo de cada doblez, la cual se debe realizar de acuerdo a un número dado por el jugador, ya sea en específico o en sílabas.

La alemana escogió el número amarillo por principio (se ve que era su color favorito, pues llevaba un vestido del mismo color), lo cual hizo que el papel se moviera cuatro veces, o sea, a-ma-ri-llo. Luego de esto eligió el número 11 y Sofia volvió a mover el comecocos 11 veces. Al destapar la punta final, a la alemana, llamada Amelie, le tocó echarse un shot.

Pero Amelie se fue pa’ atrás cuando vio el panalito de Tonayán. Se notó que la joven jamás había visto un licor en tan elegante presentación, por lo que preguntó si se trataba de algún aceite de oliva. Ante su reacción, le tuvieron que explicar, de manera equivocada, que era como el tequila, pues en realidad, el Tonayán es un aguardiente.

Pero la alemana no se echó para atrás y le entró a un caballito que más bien era pony. De un tirón, Amelie se acabó su trago y en su respetable aunque equivocada opinión dijo que no era delicioso pero tampoco era malo.

El video se ha vuelto viral y ya tiene 5.5 millones de reproducciones, 800 mil reacciones y 3 mil comentarios, entre los que destacan aquellos que dicen cosas como “Y desde ese día, Amelie no pudo volver a ver”. Pero la alemana, sin duda, se fue contenta y probó algo auténticamente mexicano, una bebida que es mejor conocida como “Los miados de Bob Esponja” por su color amarillento.



Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba